Licitará SCT 50 mil sitios públicos con acceso a internet

El Economista| May 21, 2015

>> View original article (In Spanish only)

Grupo Telefónica está decidida a aprovechar todas las oportunidades que el mercado y las nuevas disposiciones regulatorias le presenten de ahora en adelante en el país, como explotar las ventajas que le permite su título de concesión en cuanto transmisión de servicios satelitales.

El arribo de AT&T al mercado móvil mexicano ha comenzado a surtir efectos. Por un lado, ha complicado la estrategia de América Móvil de desprenderse de activos para dejar de ser considerado por el IFT como una empresa con demasiada participación del mercado, mientras que para Telefónica el implícito anuncio de la estadounidense de desplazarla de su puesto en el mercado puede suponer un aviso que le quita el sueño.

Grupo Telefónica, a través de su filial mexicana Movistar, tiene la posibilidad de ofrecer servicios vía satélite en México, entre ellos estaría la oportunidad de ofrecer Internet móvil de alta velocidad. A la fecha, la firma española ha soslayado esa posibilidad. Pero la presión de un mercado más competido podría cambiar la estrategia de Movistar para ir por una mejor posición en el mercado. Una de esas posibilidades, analizar los pros y contras de ofrecer servicios satelitales.

“El negocio lo tenemos claro… No hemos descartado nada… Sobre esto del Internet móvil en México, la compañía tiene muchísimos planes en todas las maneras factibles… Pronto tendremos buenas noticias…”, comentó en el ciclo de conferencias Latsat, Ignacio García Comin, director de Satélites y Nuevos Servicios de Telefónica Global Solutions, la división para temas satelitales de Telefónica Movistar.

Telefónica Movistar ocupa el segundo puesto del mercado móvil, con poco más de 24 millones de accesos, 16% más que en el 2014, según el último reporte de la compañía enviado a los mercados.

AT&T, por su parte, dijo recientemente que luego de fortalecer las redes de telecomunicación de sus filiales Nextel, Iusacell y Unefon, entrará a competir por los mercados de prepago y pospago, para así llegar rápidamente al segundo lugar del mercado, el mismo que ocupa Movistar.

“Estamos empezando, somos un jugador pequeño en porcentaje, pero vamos a crecer… Entraremos con fuerza (a México)”, aseguró el miércoles Thaddeus Arroyo, al presentar a AT&T a la prensa local.

Las empresas del sector ya deben estar haciendo una reingeniería de sus estrategias comerciales en México ante el arribo de la telefónica estadounidense, principalmente, Movistar, que será el primer objetivo de AT&T, dijo la consultora Mediatelecom.

“AT&T busca repetir el modelo que le ha funcionado en Estados Unidos: competir con infraestructura y red propios. Cuando tengan una red robusta comenzarán a buscar integrar triple y cuádruple play. Mientras, el reto es consolidar las empresas en una marca y buscar el segundo lugar por líneas lo antes posible. Ya los son por ingresos, el objetivo inmediato es Telefónica”, afirmó recientemente Jorge Fernando Negrete, director en Mediatelecom Policy & Law.